ISO45001-PRESENCIAL
Catálogo Formación
Consultoria-Auditoría
EMPRESA-SALUDABLE
ISO45001
ISBL
ad
 
ad
Actualidad:
diseño web en sevilla

Sobre el autor

Prevencionar.com

Tu medio de información de referencia para noticias, recursos útiles, formación y referencias prácticas sobre prevención de riesgos laborales, seguridad y salud laboral.

2 Comentarios

  1. 1

    Uto

    En mi pequeña guerra lingüística, os adjunto de nuevo mi opinión sobre el término absentismo que, pese a mis esfuerzos, no deja de afianzarse.

    La generalización del término “absentismo” como el hecho de no acudir al puesto de trabajo independientemente de la razón o causa, es una perversión del término.
    Tanto en el subconsciente común del lenguaje como en su reflejo oficial (el DRAE) el absentismo (o ausentismo) tienen una connotación negativa, es decir, dependen de la causa que provoca la ausencia. Las dos acepciones de absentismo que el DRAE atribuye al trabajo dicen que es:
    1.- Abstención deliberada de acudir al trabajo.
    2.- Costumbre de abandonar el desempeño de funciones y deberes anejos a un cargo.

    Como puede apreciarse, o se hace deliberadamente o se hace por costumbre. Ninguna de estas dos circunstancias se dan cuando el trabajador se ausenta por una baja médica, por una obligación electoral o judicial, por un permiso matrimonial, una mudanza…. El absentismo solo se da cuando el trabajador se abstiene deliberadamente de acudir a su puesto. Utilizar el término de manera indiscriminada implica una culpabilización soterrada de todo trabajador que se ausenta. Acudir al
    trabajo cuando se está enfermo puede denominarse presentismo, pero no hacerlo no puede llamarse absentismo.

    Asimilar absentismo a IT, aunque cómodo y práctico, me resulta perverso. No creo que sea difícil catalogar las ausencias en 3 categorías que, desde el punto de vista científico, serían mucho más útiles:

    – Incapacidades temporales. Y entre ellas es imprescindible distinguir entre las comunes y las profesionales. Estas últimas se dan siempre por falta de prevención de riesgos laborales y el responsable de la ausencia, lejos de ser la voluntad del trabajador, es la ausencia de medidas preventivas por parte de la empresa. La perversión radica en darle la vuelta a la tortilla. Lo que es responsabilidad de la empresa se hace ver en el subconsciente colectivo como un acto voluntario del trabajador.

    – Ausencias por permisos (reconocidos estatutaria o convencionalmente).

    – Absentismo (en términos estrictos).

    Cada una de las 3 categorías tiene unos mecanismos completamente distintos para su gestión y, en su caso, evitación.

    Salud.

  2. 2

    alexbric

    Uto 100% de acuerdo con lo que explicas, las terminologías deben ajustarse lo mas posible a los hechos y no a las suposiciones.

    Y en cuanto a los TME creo que el problema es GLOBAL y no local, y pensar que hay gente cazando nanoparticulas olvidando que los problemas los causan un simple dolor de espalda, cadera o rodilla.

    Saludos

    Alex
    @seguridadysalud

Deja un Comentario