ISO45001-PRESENCIAL
Catálogo Formación
Consultoria-Auditoría
EMPRESA-SALUDABLE
ISO45001
ISBL
ad
 
ad
Actualidad:
diseño web en sevilla

Sobre el autor

JAVIER GARCIA LIZAMA

Ingeniero Técnico Industrial. Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales. Auditor de Sistemas de Prevención. Perito Judicial en Prevención de Riesgos Laborales. Curso en Coordinación de Seguridad y Salud en Obras de Construcción. Máster Iberoamericano en organizaciones saludables e innovación en la gestión de personas. Actualmente trabajador de ASEPEYO Mutua Colaboradora con la Seguridad Social nº 151 con amplia experiencia en gestión y asesoramiento en prevención de riesgos, coordinación de seguridad y salud, seguridad industrial e integración preventiva en sistemas de excelencia empresarial.

2 Comentarios

  1. 1

    javierperez

    Las antenas de telefonía móvil nos hacen el mismo daño que un pedo de una vaca a un caracol situado a diez kilómetros de distancia (de la vaca).

  2. 2

    JAVIER GARCIA LIZAMA

    Es cierto que a corto plazo a nivel general puede afirmarse que las antenas de telefonía no producen efectos sistémicos de tipo cancerígeno (en altas exposiciones si que pueden provocar efectos térmicos u otros de corto plazo tal y como se indica en el artículo) en la salud de la población en general y que no está comprobado ni demostrado que puedan tener posibles efectos a medio y largo plazo. No obstante, pienso que el principio de precaución debe imperar siempre en estos casos en los que se puede sospechar que pueda haber alguna incidencia para la salud de las personas. A lo largo de la historia ha habido productos como el amianto, la cocaína, o hasta el tabaco, que hasta mucho después (décadas) de su uso y consumo masivo no se ha detectado y comprobado que causan efectos nocivos para las personas. Por ello, aún cuando un producto o agente parezca de entrada inocuo, no quiere decir que no pueda presentar riesgos para la salud en un futuro, como podría pasar con las antenas de telefonía móvil y los propios móviles.

Deja un Comentario