Principal
Catálogo Formación
ISO 45001
EMPRESA-SALUDABLE
ISBL
ad
ad
ad
Actualidad:
diseño web en sevilla

Sobre el autor

Prevencionar.com

Tu medio de información de referencia para noticias, recursos útiles, formación y referencias prácticas sobre prevención de riesgos laborales, seguridad y salud laboral.

4 Comentarios

  1. 1

    mlfernandez@aytoalmeria.es

    Buenos días, en referencia al articulo publicado , indicar que estoy de acuerdo con algunas indicaciones , si bien me gustara comentar, que no participo de la opinión que la medicina del trabajo sea, tan solo, la realización de racionamientos medico (con o sin unidades móviles ),que al fin y al cabo es lo que se esta realizando en los servicios de prevención ajeno. Los que llevamos toda una vida laboral primero, como médicos del empresa y luego como médicos del trabajo en servicio de prevención propios, nos llama la atención :
    1- que el medico del trabajo de un SPP pueda realizar mas de 3 reconocimientos al día, dado que su actividad también incluye la consulta de valoración de altas de enfermedad común, adaptaciones laborales consultas medica, evaluaciones de riesgos (LPRL) etc y otras actuaciones que parece ser que estos SPA, servicio no realiza.
    2. el desconociendo de la actividad de un medico del trabajo.
    3. el poco apoyo de la admiración publica a esta especialidad, ya que participa muy poco en la asistencia y valoración de la EEPP, enfermedades del trabajo y la patología laboral. Así como la poca integración de esta especialidad como especialidad asistencia y no solo como parte de un servicio de prevención.
    4- la necesidad de entender que la eficacia de la prevención la manifiesta la medicina del trabajo mediante la vigilancia de la salud, Entonces quien esta llevando a esta especialidad a solo realizar reconocimientos medico ?.Por que antes eran servicio médicos de empresa , de un nivel profesional , bastante mejor que lo que ahora se realiza, a quien interesa este cambio,¿ quien planifica esta actuaciones?.
    UN saludo.

  2. 2

    aredhil

    Buenas tardes:

    Me sorprende la lectura del texto escrito nada menor por el Director General de Cualtis, SPA de implantación nacional y antigua Sociedad de Prevención de Ibermutuamur.
    Pasaré a detallar algunos comentarios en relación con los suyos:
    1.- Unidades móviles: he tenido el “placer” de trabajar durante años en unidades móviles de servicios de prevención, incluyendo las de Cualtis. Decir que no existe otra forma de acercar la Vigilancia de la Salud individual a las empresas es simplemente una mentira. Existen multitud de centros médicos diseminados por el territorio nacional que, con pocas modificaciones y previa acreditación por la Autoridad Sanitaria, sirven para acercar de forma aceptable la asistencia sanitaria a los trabajadores con desplazamientos a distancias aceptables. Pongamos por ejemplo la provincia de Badajoz (la más grande de España) donde sólo existe oficina de Cualtis en la capital y, sin embargo, realizan reconocimientos médicos en Montijo, Mérida, Almendralejo, Zafra y Don Benito, cubriendo con un radio adecuado más del 75% de la población de la provincia. Si tuviese la amabilidad de probar a realizarse un reconocimiento médico en la unidad móvil de su empresa, pongamos por ejemplo en Soria en enero o en Córdoba en julio, seguro que reconsideraría si esa es la comodidad que quiere ofrecer a sus clientes, por muy acreditada esté por la autoridad sanitaria. De hecho en Euskadi, donde van adelantados en este tema, las unidades móviles sólo pueden acudir a sitios muy concretos.
    2.- Coincido plenamente con usted en la infrautilización de los servicios de Medicina del Trabajo en el conjunto del Sistema Nacional de Salud donde con un adecuado intercambio de información, siempre dentro del ámbito médico, podrían evitarse muchas enfermedades crónicas y secuelas. No en vano los Colegios de Médicos llevan años luchando por la implantación de una Historia Clínica Única en la que cada profesional pueda complementar su información con las de las otras piezas del sistema. Los Servicios de Medicina del Trabajo estamos obligados a la colaboración con el Servicio Nacional de Salud a su requerimiento y soy un firme defensor del desarrollo de esa idea.
    3.- En relación a la carga de trabajo descrita en la legislación, coincido en que podría parecer poca, aunque la realidad del ejercicio de la Medicina del Trabajo es que se nos exige la realización diaria de entre 15 y 25 reconocimientos médicos (entre 3300 y 5500 reconocimientos anuales) que difieren enormemente de lo dictaminado por la legislación actual. Número que se incrementa ostensiblemente (entre 6600 y 11000 trabajadores protegidos) si tenemos en cuenta que aceptan realizar dichos reconocimientos alrededor del 50%.
    4.- Como bien dice, no todo lo tiene que hacer un médico del trabajo. El RD 843/2011 prevé, a efectos de cálculos de ratios, la incorporación de otras especialidades para realizar una atención integral. No obstante los especialistas en Medicina del Trabajo podemos observar como en la mayoría de los SPA los médicos que no son especialistas en Medicina del Trabajo realizan actividades inherentes a los médicos del trabajo, incluyendo a médicos que aún no tienen formación especializada. Todos de acuerdo en que cualquier médico puede explorar a un paciente pero no cualquier médico puede valorar la capacidad laboral de un trabajador, diseñar el contenido de un reconocimiento médico, etc. La Medicina del Trabajo es mucho más que hacer exámenes de salud y la Vigilancia Individual de la Salud también lo es. Sería más que adecuado que se informara de lo que de verdad debe hacer un especialista en Medicina del Trabajo y desde Asprem y las otras patronales del sector, diesen valor a esas tareas y dejaran de tasar el trabajo de dos profesionales (médico y enfermero del trabajo) a precio, como bien dice, inferior al de una peluquería canina. Los precios no los ponen los profesionales sino los SPA y, evidentemente, bajan el precio al nivel del servicio que prestan. Si se esforzasen en permitir a las Unidades Básicas de Salud ejercer la Medicina y Enfermería del Trabajo a nivel máximo, estoy seguro de que los precios se adecuarían a la dedicación que requiere cada actividad y clientes y SPAs valorarían las posibilidades que tiene para la salud de los trabajadores y el ahorro que supone para las empresas hacer las cosas como debieran y no como resulten rentables en una guerra de precio.
    5.- En relación a los problemas que tiene la formación especializada en Medicina del Trabajo, también tendrán los SPA que asumir su parte de culta. Se previó la formación especializada por SPAs y MACOSS pero casi ningún SPA ha formado médicos del trabajo y creo que actualmente ninguno lo hace. Además no es de extrañar el desánimo de los residentes y nuevos especialistas si la perspectiva laboral que se les ofrece es hacer 5000 reconocimientos al año en una unidad móvil. Siento decirle que, tras 10 años que formación entre licenciatura y especialidad, no es el sueño de ningún médico del trabajo. Ese es otro dato que los SPA deberían hacerse mirar.
    6.- Ojala pudiera compartir la idea de que el control externo de la calidad de un trabajo sirve realmente para asegurar la calidad del mismo. Llevo demasiados años de ejercicio en la empresa privada para mantener una visión tan inocente de las Auditoras.
    7.- Es cierto que los trabajadores que vemos en los exámenes de Vigilancia Individual de la Salud tienen (presuntamente) capacidad laboral (no se encuentran en situación de incapacidad) pero decir que vemos gente sana es demostrar desconocer la diferencia entre salud y capacidad laboral (no se martirice por mi comentario, es necesario estudiar una especialidad médica para saberlo). La complicación de un examen de salud es precisamente esa, un trabajador que “se siente bien” y pudiera estar desarrollando una enfermedad o incluso podría no tener capacidad laboral (la crisis hace que más de un parado de larga duración prefiera poner en peligro su salud a no poder dar de comer a sus hijos). Pensar que el trabajo de un médico del trabajo es de inferior complejidad porque vemos a gente sana es un error incomprensible en alguien que ocupa su puesto. Le aconsejo preguntar a los médicos de Cualtis, que seguro que pueden asesorarle con suficiente precisión si abre su mente lo suficiente. Además, considerar que la situación de hipersaturación que viven los médicos de los Servicios Autonómicos de Salud (me resultaría ofensivo si yo fuese médico de familia) es la situación a la que debiera tender la Vigilancia de la Salud (eso sí me resulta ofensivo) cuando estamos hablando de aumentar la calidad del servicio queremos plantear una saturación asistencial.

    Evidentemente, aparte de poner de manifiesto que da datos que ningún SPA en España cumple y que los ratios existentes únicamente sirven para cerrar la puerta a la fundación de nuevos SPA que están obligados a contratar médico y enfermero del trabajo a jornada completa, habrá que buscar soluciones a los problemas que atañen a la Medicina del Trabajo, que sufren por extensión los SPA.

    a) Mejorar la calidad de los SPA, incluyendo la de la Vigilancia de la Salud mediante inspecciones de la Administración Pública, sancionando al que no cumpla.
    b) Evitar el intrusismo dentro de la actividad de Medicina del Trabajo. Cualquier SPA puede tener un traumatólogo, cardiólogo, otorrino o neumólogo en su plantilla para que den su valoración sobre las competencias de cada una de sus especialidades, pero la Medicina del Trabajo la debemos ejercer los especialistas en la misma porque, discrepo con usted, por muy bien que hagas exploraciones no se puede encontrar lo que no se busca.
    c) Dejar desiertas las licitaciones públicas cuya valoración económica no cubra el costo del servicio que exigen.

    Con el resto de propuestas estoy de acuerdo, especialmente en lo que atañe a aumentar el rendimiento de la Enfermería del Trabajo (que está infravalorada) y que hay que inculcar la cultura del reconocimiento a los trabajadores, aunque eso sería mucho más fácil si se exigiera a los sanitarios la realización de 1500 reconocimientos en vez de 5500.

    Espero que mis palabras le ayuden a expandir su punto de vista al respecto de una especialidad que se están esforzando en destruir desde los propios SPA.

    Un Médico Especialista en Medicina del Trabajo

  3. 3

    eaznar

    Enhorabuena por los 2 comentarios. Creí que nadie le iba a responder!

  4. 4

    netjuan

    Articulo sesgado con medidas muy discutibles, bajo la óptica del pensamiento único de negocio y rentabilidad dejando en un segundo o tercer plano la calidad de la Vigilancia de la Salud. Apostar por las unidades móviles es anacrónico y un torpedo en la línea de flotación de la calidad de la vigilancia de la salud, donde no existe confidencialidad ni intimidad posible para el trabajador en ellas. En ellas se evidencia que la salud laboral en vez de derecho de los trabajadores y se ha convertido en un acto cuasi-mercantil.

    Una segunda cuestión que planteo al autor de esta entrada

    entre las medidas que usted propone se encuentra textualmente

    “…poner en valor las posibilidades que puede aportar la Enfermería del Trabajo, relegada actualmente a un papel muy inferior al de sus posibilidades”

    Me gustaría que me aclare si eso traducido quiere decir , poner a los Enfermeros del trabajo a conducir unidades móviles, les pasen la itv, que las frieguen después de una jornada de reconocimientos, hagan de mensajero llevando las muestras a los centros de mensajería, hagan de admnistrativos, sobrecitarlos, hagan de comerciales vendiendo analíticas privadas o seguros médicos, … ¿eso sería ponerlo al nivel de sus posibilidades?

    por favor aclarelo

    El pensamiento único de negocio en los SPA nos distrae del foco de la relación asistencial con el trabajador que poco a poco estádejando de ser considerada el centro de gravedad de nuestra profesión, exponiéndonos a un conflicto entre dos esferas, la de servicio y la de negocio privado, tensión que emerge como nueva y potente fuente de sufrimiento
    para nuestro colectivo

Deja un Comentario