ad
ad
ad
diseño web en cordoba

Sobre el autor

Prevencionar.com

Tu medio de información de referencia para noticias, recursos útiles, formación y referencias prácticas sobre prevención de riesgos laborales, seguridad y salud laboral.

5 Comentarios

  1. 1

    donrafaelcastro

    Este artículo es genial, pero falta que los empresarios deberían reconocer, respaldar y fomentar la figura del especialista en prl, tanto con una política de salario consecuente, como con los recursos y medios necesarios, incluyendo formacion.

  2. 2

    jorgeecos

    Es imprescindible que se cuente con esas características, pero también debe ser imprescindible el reconocimiento, la motivación y el estimulo de parte de la empresa; no solamente se trata de que el encargado de PRL realice su trabajo como corresponda para que la empresa disminuya o elimine los factores de riesgo y mantenga su nivel de empresa segura, los encargados de PRL también somos trabajadores y seres humanos que interactuamos muchas veces poniendo como ejemplos nuestras experiencias propias, laborales o familiares para que el personal receptor analice y tome en cuenta los conceptos para poder interpretar y ejecutar lo que se les esta proponiendo para el cambio y formación de su cultura de prevención; necesitamos que se nos otorgue el lugar que corresponde; laboral y económicamente hablando.
    Saludos.

  3. 3

    Francisco Mira García

    He tenido que leer tres veces el artículo para darme cuenta que el autor no lo ha escrito en tono jocoso.

    Ha sido entonces cuando he empezado a «indignarme» con todo lo que dice, porque aunque hay cosas con las que estoy de acuerdo, en otras muchas mi opinión es muy diferente.

    Para empezar, no se puede decir que una competencia necesaria es ser «competente», ya que el objetivo de relacionar una serie de competencias necesarias es, precisamente, definir qué significa ser competente.

    Podría seguir con cosas como que «bilingüe» debería ser una competencia profesional, no una competencia personal, y se debería especificar qué idiomas son necesarios; o que no tiene sentido hacer referencias a la legislación chilena en un artículo que no hace referencia exclusivamente a los prevencionistas chilenos. pero todo eso no es más que fijarse en el árbol y no ver el bosque.

    Lo que más me ha llamado la atención es que, en teoría, los «Expertos en Prevención de Riesgos» no tienen por qué saber nada de seguridad de máquinas, incendios, contaminantes químicos, ruido, ergonomía, ni nada parecido. Únicamente deben tener conocimientos sobre gestión: gestión de la seguridad y salud en el trabajo (OHSAS 18001), gestión ambiental (ISO 14001), gestión de la calidad (ISO 9001) e incluso sobre responsabilidad social corporativa (ISO 26000).

    Analizando todos los requisitos, parece que se adaptan más al puesto de trabajo de «gestión de sistemas» que al de «experto en prevención».

    Lamentablemente, es muy habitual encontrarse últimamente con ese giro hacia la «prevención de despacho», dejando de lado completamente la «prevención de campo». Cada día es más habitual encontrarse con prevencionistas para los que el trabajo de prevención debería consistir en:
    – llegar a la oficina
    – sentarse en su despacho
    – redactar/leer/adaptar procedimientos e instrucciones
    – diseñar programas y planificaciones
    – salir de su despacho
    – irse a casa.

    La pregunta que me hago siempre es ¿si los «prevencionistas» estamos sentados en el despacho, quién está revisando las condiciones de seguridad de la planta de producción?.

    Además, si nosotros mismos nos dedicamos a vaciar de contenido a nuestra profesión, centrándonos únicamente en la parte de los sistemas de gestión, en poco tiempo cualquiera, sin conocimientos de prevención de riesgos laborales, podrá hacer nuestro trabajo.

    1. 3.1

      Cristina Rodríguez

      Totalmente de acuerdo con Francisco. Yo también pensé en un principio que se trataba de un artículo en tono jocoso, pero lamentablemente no.

  4. 4

    xomaloga

    Las características profesionales indicadas son las que se exigen en cada vez más organizaciones desde la ignorancia de lo que es la PRL, buscando simplemente reducir costes en personal cualificado. Craso error.
    Indudablemente es útil saber de cualquier cosa que afecte a nuestro trabajo, incluido manejo de equipos, soldadura, fontanería, fisica termonuclear, coctelerís..,, así hasta el infinito y más allá, pero lo que NUNCA, repito categóricamente, NUNCA va a ser competencia del TPRL es: «…asesoría a las organizaciones, tanto en aspectos legales referidos a … () …aspectos ambientales y también … ()… aspectos de la Calidad,…».
    La seguridad y Salud laborales son conceptos y disciplinas suficientemente amplias y complejas por si solas como para añadir más leña verde al fuego.
    Por pedir que no sea, pero solo se obtendrán mediocridades, aprendices de todo maestros de nada.

Deja un Comentario