ad
ad
ISBL
diseño web en sevilla

Sobre el autor

Prevencionar.com

Tu medio de información de referencia para noticias, recursos útiles, formación y referencias prácticas sobre prevención de riesgos laborales, seguridad y salud laboral.

3 Comentarios

  1. 1

    Guillermo

    Lo que hay que leer. Seguro que a @suromig y @juanjoagun esta noticia les mola….jeje…sob dos romanticos de la PRL

  2. 2

    imalix

    Pues yo creo que estar enamorado, es otro factor de riesgo. El trabajador no está alerta.

  3. 3

    soniacien

    La química del amor es una expresión acertada. En la cascada de reacciones emocionales hay electricidad (descargas neuronales) y hay química (hormonas y otras sustancias que participan). Ellas son las que hacen que una pasión amorosa descontrole nuestra vida y nuestro trabajo, pero no todo es negativo Imalix.
    Cuando encontramos a la persona deseada, nuestro organismo entra entonces en ebullición. A través del sistema nervioso el hipotálamo envía mensajes a las diferentes glándulas del cuerpo ordenando a las glándulas suprarrenales que aumenten inmediatamente la producción de adrenalina y noradrenalina (neurotransmisores que comunican entre sí a las células nerviosas).
    Sus efectos se hacen notar al instante:
    • El corazón late más deprisa (130 pulsaciones por minuto).
    • La presión arterial sistólica (lo que conocemos como máxima) sube.
    • Se liberan grasas y azúcares para aumentar la capacidad muscular.
    • Se generan más glóbulos rojos a fin de mejorar el transporte de oxígeno por la corriente sanguínea.
    Por lo tanto, a nivel laboral estamos “mas distraídos”/atolondrados, pero también más activados y atentos.
    Para terminar, comentaros que, un estudio alemán ha analizado las consecuencias del beso matutino, ése que se dan las parejas al despedirse cuando se van a trabajar. Los hombres que besan a sus parejas por la mañana pierden menos días de trabajo por enfermedad, tienen menos accidentes de tráfico, ganan de un 20% a un 30% más y viven unos ¡cinco años más! Para Arthur Sazbo, uno de los científicos autores del estudio, la explicación es sencilla: «Los que salen de casa dando un beso empiezan el día con una actitud más positiva».
    Buen finde

Deja un Comentario